Contact Us!

RECLAMAMOS UNA RENTA DEL 16% LIBRE DE IMPUESTOS

Luego de firmar el aumento salarial del 34 % para el personal de Estaciones de Servicio, la Federación de Entidades de Combustibles, comunica que “con nuestra decisión, demostramos que existe buena voluntad y que desde el sector patronal ponemos los mejores esfuerzos para que los empleados puedan recuperar el poder adquisitivo”.

Los empresarios se mostraron a favor de “estar siempre en permanente diálogo con el Sindicato para acompañar los derechos y las necesidades de los trabajadores del rubro, que para nosotros, son parte de nuestras familias, dada la condición de emprendimiento familiar que somos los estacioneros”.

Sin embargo, reiteraron la exigencia a la Secretaría de Energía y a las empresas productoras para que “implementen una renta de por lo menos el 16 por ciento de utilidad libre de impuestos para los operadores de cada una de sus redes de comercialización”.

En ese sentido, recalcaron que “si no existe una consideración por parte del sector petrolero y una decisión gubernamental que nos proteja como PyMES, seguirán cerrando establecimientos y solamente quedarán en pie aquellos negocios de gran porte propiedad de las compañías”.

Al respecto, el tesorero de FEC, Juan Carlos Basílico, aseguró que “ese porcentaje de rentabilidad es el único número que nos permite mantener viva la actividad sin tener que recurrir a nuestro capital de trabajo y a la desfinanciación de nuestras estaciones, con el consecuente daño hacia la generación y mantenimiento de los puestos de trabajo”.

El dirigente detalló que el último estudio de costos realizado por la entidad empresaria sobre los componentes que hacen al precio final al consumidor del litro de combustibles, arrojó datos “interesantes para poner sobre la mesa un debate acerca de la disponibilidad de cada actor al momento de fijar el valor”.

Atento a esta situación, Basílico aseveró que “petroleras y Estado deben analizar junto con las Estaciones de Servicio, la posibilidad resignar unos pocos puntos de sus ganancias y de la recaudación del fisco, para que se incremente la rentabilidad del estacionero PyME, que siempre resulta ser el último eslabón más débil de la cadena y quien está obligado a enfrentar todo tipo de riesgos, costos, multas e inversiones para sostener la fuente laboral de muchas familias argentinas.” (Fuente: Surtidores)

Cotizaciones